ejercicios para paralisis de piernas

Ejercicios de Fisioterapia para la Parálisis Facial y de Medio cuerpo

abril 27, 2021 - by LorDaViD - in Medicina, Salud

1 Comment

La parálisis es el resultado de la pérdida del uso de los músculos en una parte del cuerpo, debido a que las señales que pasan entre el cerebro y los músculos son alteradas.

Las causas principales son el accidente cerebrovascular y el traumatismo con lesión nerviosa.

La obstrucción de los vasos sanguíneos o las lesiones cerebrales pueden provocar un accidente cerebrovascular, lo que provoca problemas como dificultad para hablar y comprender, deglución, sensibilidad y movilidad en los músculos, etc.

Tipos de parálisis: facial, de piernas, de medio cuerpo…

fisioterapeuta realizando ejercicios de rehabilitación a un paciente con parálisisExisten diferentes tipos de parálisis dependiendo de las partes o el área del cuerpo que está afectada en el paciente:

  • Facial, afecta a pare o la totalidad de los músculos de la cara.
  • Monoplejía, parálisis en un solo miembro.
  • Hemiplejía, parálisis en el brazo y la pierna en un lado del cuerpo.
  • Paraplejia, que afecta la mitad inferior del cuerpo, incluyendo ambas piernas.

Los pacientes parapléjicos pueden llevar una vida bastante independiente, usando una silla de ruedas para sus actividades diarias.

  • Cuadriplejía, cuando ambos brazos y ambas piernas están paralizados.

Los pacientes que sufren de esta forma de parálisis necesitan un cuidador dedicado que se ocupe de sus necesidades básicas del día a día.

Efectos de la parálisis

Los efectos de la parálisis varían según el mecanismo de la lesión o enfermedad que la ha causado.

Si una condición progresiva como la esclerosis múltiple o el Parkinson causa esto, es menos probable que el paciente se recupere de la condición.

En caso de un trastorno no progresivo, como un derrame cerebral o una lesión de la médula espinal, el estado del paciente no empeorará más y también puede recuperarse con la ayuda de la fisioterapia.

Los efectos comúnmente observados de la parálisis son:

  • Debilidad o pérdida completa de la fuerza muscular.
  • Músculos flácidos o tensos.
  • Espasmo muscular.
  • Reducción del volumen muscular.
  • Reducción o pérdida completa de la sensibilidad.
  • Reducción de la amplitud de movimiento de las articulaciones.
  • Movilidad reducida.
  • Disminución de la capacidad para llevar a cabo las actividades diarias.
  • Problemas de coordinación y equilibrio.
  • Problemas del habla y de la deglución.
  • Dolor.
  • Perturbación visual.
  • Cambios en la personalidad/comportamiento/memoria/cognición.
  • Ansiedad/depresión.
  • Disfunción de la vejiga y del intestino.
  • Disfunción sexual.

 

Ejercicios para el tratamiento de la parálisis facial con fisioterapia

La parálisis de Bell es el debilitamiento inesperado del nervio facial o la parálisis facial temporal. Durante la parálisis de Bell, un lado de la cara se debilita o se paraliza. 

No tiene cura, pero la mayoría de las personas recuperan la fuerza y la expresión faciales entre 2 semanas y 6 meses después del inicio de los síntomas.

Para ayudar a acelerar el proceso de recuperación, muchas personas optan por hacer ejercicios fisioterapia para la parálisis de Bell.

Ejercicios para la parálisis de Bell

Los ejercicios faciales y la fisioterapia para la parálisis de Bell ayudan a aumentar la fuerza muscular y a recuperar la coordinación facial de esta parálisis facial temporal.

La mayoría de los ejercicios deben realizarse tres o cuatro veces al día en sesiones cortas, con hasta 30 repeticiones por ejercicio.

Ejercicios para la parálisis facial

Antes de comenzar los ejercicios faciales, es importante calentar y estimular primero los músculos.

Para realizar correctamente estos ejercicios faciales, te sugerimos que te sientes frente a un espejo, para poder ver claramente la cara y observar los movimientos de los músculos.

  • Paso 1: Comienza tratando de mover cada parte de tu cara lenta y suavemente.
  • Paso 2: Utiliza los dedos para levantar suavemente las cejas. Un lado se levantará más que el otro, pero no apliques demasiada fuerza en el lado que está caído.
  • Paso 3: Con los dedos, masajea suavemente las diferentes partes de la cara, incluyendo la frente, la nariz, las mejillas y la boca.

Ejercicios para la nariz y las mejillas

Después de calentar, puedes trabajar en la zona de las mejillas y la nariz. Esta zona es importante, ya que cualquier rigidez o debilidad muscular en esta zona puede afectar a la fuerza de toda la cara a medida que se recupera.

  • Paso 1: Con los dedos, empuja suavemente hacia arriba la piel junto a la nariz en el lado afectado mientras intentas arrugar la nariz.
  • Paso 2: Intenta apretar la cara, centrándote en las mejillas y la nariz.
  • Paso 3: Abre las fosas nasales e intenta respirar profundamente por la nariz. Puedes tapar la fosa nasal no afectada para obligar a los músculos afectados a trabajar más.
  • Paso 4: Infla las mejillas y expulsa el aire. Repite esta operación 10 veces.

Ejercicios para la boca

La siguiente zona que puedes trabajar es la boca, incluidos los labios y la lengua. A muchas personas con parálisis de Bell les resulta difícil comer y beber, ya que los movimientos musculares son limitados. Algunos también se dan cuenta de que gotean o no son capaces de controlar la saliva, lo que puede resultar estresante.

Estos ejercicios para la parálisis de Bell pueden ayudarte a recuperar el control de tu boca. Puedes repetirlos 30 veces cada uno, hasta 4 veces al día.

  • Paso 1: Abre la boca como si fueras a sonreír y luego ciérrala. A continuación, haz lo contrario y practica cómo fruncir el ceño.
  • Paso 2: frunce suavemente los labios y deja que se relajen.
  • Paso 3: Intenta levantar cada comisura de la boca individualmente, una por una. Puedes utilizar los dedos para ayudar a levantar el lado afectado.
  • Paso 4: Saca la lengua y diríjela hacia la barbilla.

Ejercicios para los ojos

Las personas con parálisis de Bell pueden tener dificultades para cerrar el ojo afectado, lo que resulta molesto y dificulta el sueño. Estos ejercicios faciales te ayudan a recuperar el control y la función de los músculos que rodean los ojos.

  • Paso 1: Practica levantar las cejas hacia arriba y hacia abajo. Puedes utilizar los dedos para levantar la ceja afectada.
  • Paso 2: Mira hacia abajo y cierra el ojo mientras masajeas suavemente el párpado y la ceja.
  • Paso 3: Alterna la apertura de los ojos y luego ciérralos suavemente.

Consideraciones de seguridad

Los ejercicios para la parálisis de Bell se consideran bastante seguros para hacerlos en casa, sin supervisión. Sin embargo, no debes esforzarte en exceso ni tus músculos.

No te preocupes por completar todos los ejercicios si tus músculos te dicen que pares.

Además, no debes forzar los dos lados de la cara para que trabajen el uno contra el otro. Si durante los ejercicios para la parálisis de Bell ves que los músculos se mueven o tiran, debes parar.

Relaja los músculos y descansa.

Ejercicios de fisioterapia para paralisis de medio cuerpo

Sin embargo, tu tratamiento aprovecha la fisioterapia para que los pacientes sean lo más independientes y móviles posible. La medicación y la cirugía son también los medios para tratar la parálisis.

No obstante en muchas ocasiones, el tratamiento de las causas subyacentes de la parálisis con fisioterapia restaura la movilidad en la parte del cuerpo afectada.

Pero es necesario que la fisioterapia comience lo antes posible.

  • Ayudará a mejorar la circulación sanguínea y a relajar los músculos del paciente paralítico.
  • La fisioterapia también dificulta el progreso de la parálisis. Funciona mejor cuando la afección ha ocurrido debido a factores como un accidente cerebrovascular o un accidente isquémico transitorio.
  • El tratamiento con fisioterapia a domicilio puede mejorar el tono muscular y el bienestar general del paciente.
  • Aunque el tratamiento fisioterapéutico para la parálisis es lento y laborioso: los ejercicios para personas con parálisis de medio cuerpo o parapléjidos, realizados de forma diaria y preferentemente realizados con la ayuda de un fisioterapéuta, pueden ayudar a restaurar el movimiento y la sensibilidad en las extremidades afectadas en gran medida.
  • La fisioterapia también ayuda a mantener y fortalecer los músculos afectados. Mientras las extremidades se recuperan, la fisioterapia ayuda a reentrenar los nervios y los músculos.
  • Cuando un cerebro ha sufrido una lesión externa, la fisioterapia puede reducir la inflamación y acelerar la recuperación. Esto puede implicar trabajar en músculos no afectados, de modo que puedan compensar los músculos inmovilizados por la afección.

Un régimen de fisioterapia puede incluir el uso de equipos de adaptación como aparatos ortopédicos, bastones o sillas de ruedas para fomentar una mejor movilidad y apoyo al paciente.

La fisioterapia, a menudo coordinada con la experiencia de otros profesionales de la salud como ortopedista, psicólogo, logopeda y terapeuta del lenguaje, ayuda a garantizar una gestión holística y una mejora óptima de la calidad de vida general.

Esto beneficia al paciente en una recuperación más segura y rápida de la parálisis.

Share this article

LorDaViD

Deja una respuesta

×

Make an appointment and we’ll contact you.


     

    He leido y acepto el Aviso legal.