servicio de manicura y pedicura para mayores

Manicura y Pedicura para personas mayores: Adaptación del cuidado de las uñas.

noviembre 15, 2018 - by LorDaViD - in Cuidado de ancianos, Salud

No Comments

Los mayores de 70 años pueden beneficiarse de la manicura y pedicura, siempre y cuando su salud y seguridad sean primordiales.

Desde Atès a Casa, te revisamos algunas consideraciones a tener en cuentan para realizar los servicios de manicura y pedicura a domicilio para personas mayores, que tienen la experiencia de vida para apreciar realmente los servicios profesionales de uñas adaptados a sus características.

Los clientes de la tercera edad, los que tienen más de 70 años, pueden haber sobrevivido a sus cónyuges y carecer de una interacción humana agradable en sus horarios diarios.

Su necesidad de ayuda para acceder a las uñas de los pies o para agarrar un cortaúñas también puede hacer que sean más devotos que los clientes más jóvenes, ya que nunca faltan a una cita en cualquier época del año.

Sin embargo, para tener éxito y trabajar con seguridad dentro de este nicho, los profesionales deben ser conscientes de algunos cambios que comúnmente ocurren con la edad:

Crecimiento más lento de las uñas

Los estudios han mostrado diferencias estadísticamente significativas en las tasas de crecimiento antes y después de los 40 años. ¿El resultado?

  • Las uñas de crecimiento más lento de las personas mayores están expuestas a un número considerablemente mayor de influencias ambientales y estas exposiciones, con el tiempo, pueden afectar la apariencia general y la resistencia de nuestras uñas.
  • Las hemorragias subungueales tardarán más en crecer.
  • El hongo de las uñas de los pies tardará más tiempo en desaparecer.

Uñas encarnadas

corte de uñas para ancianosDebido a que alcanzar físicamente las uñas de los pies y manipular los cortaúñas se vuelve más difícil con la edad, el cuidado regular de las uñas puede verse afectado. Por lo tanto, programar los recortes de uñas cada cuatro semanas es una precaución razonable.

Teniendo en cuenta que muchas personas de la tercera edad tienen unos ingresos fijos reducidos, considera cobrar sólo por un corte de uñas, en lugar de exigirles que reserven una pedicura completa.

Si las uñas de la clientela ya están mostrando anormalidades, como onicriptosis (uñas encarnadas) u onicogryphosis (uñas curvadas que parecen un cuerno de carnero), entonces deriva a la clienta a un profesional médico primero.

Es aconsejable consultar a un podólogo para problemas más complejos de corte de uñas que pueden requerir instrumentos especiales, como la onicocofitosis.

Luego, ten en cuenta que el recorte de las uñas de los pies en línea recta (no en la forma del dedo del pie) es lo más seguro para evitar que las uñas se encarnen.

Onicólisis

Las uñas no se adhieren al lecho ungueal tan bien a medida que las personas envejecen, por lo que se debe tener cuidado para evitar que se afloje o separe la uña de su lecho (onicólisis).

La limpieza demasiado agresiva debajo de las uñas es una causa muy común de onicólisis y un problema que predomina en el grupo de más de 50 años.

Si un cliente es propenso a la separación, no se debe realizar ninguna limpieza debajo de la uña.

Para aquellos que no son propensos a la separación, ten siempre mucho cuidado de no ejercer presión hacia arriba en la parte inferior de la uña o de insertar la herramienta demasiado profundamente debajo de ella.

Evita los cepillos de uñas que no se pueden desinfectar adecuadamente y que pueden albergar organismos. Mantener las uñas cortas las mantendrá limpias.

Circulación Comprometida

Los clientes de la tercera edad pueden desarrollar una circulación defectuosa en las extremidades distales, es decir, en las manos y los pies. Esto puede causar estrías en las uñas (onicorrexis), un signo clínico de uñas quebradizas.

Curiosamente, vemos los efectos del compromiso circulatorio en pacientes que están paralizados de un lado, e incluso se ha observado esto en pacientes que tienen un brazo enyesado durante un período prolongado.

La extremidad que tiene un rango de movimiento comprometido a menudo tendrá uñas quebradizas, mientras que la extremidad opuesta y funcional tendrá uñas normales.

Desafortunadamente, el quita-esmalte puede empeorar las uñas quebradizas, por lo que es recomendable estar dos o tres semanas sin color de uñas para las mujeres de la tercera edad que presentan esta problemática.

Piel seca

La piel puede perder su capacidad de retener la humedad con el paso de los años. La piel seca y agrietada es una receta para  el microtraumatismo de salón, un término que se acuñó en 2006 para explicar científicamente la razón de tantas infecciones en los salones de belleza.

 Si el sangrado es visible, no debes prestar servicios sin la autorización escrita del médico. Las grietas, incluso sin sangre aparente, pueden dejar entrar infecciones. El uso de herramientas desechables puede ser una opción para reducir  para reducir el riesgo de infección.

Para los clientes que carecen de humedad pero no tienen grietas, una rica crema hidratante ofrece beneficios. Busca cremas que contengan ceramidas y ácido hialurónico, las cuales imitan la barrera lipídica natural de la piel. La adición de ácido salicílico ayudará a evitar que el callo vuelva.

Es importante obtener un historial médico relevante para todos los clientes en la primera cita, particularmente con los ancianos y otros grupos de riesgo. Esto te alertará sobre qué adaptaciones son relevantes.

Con protocolos apropiados, el cuidado de los ancianos puede ser un beneficio mutuo para los profesionales de las uñas y las personas mayores que reciben sus servicios.

 

Share this article

LorDaViD

Deja un comentario

Support