Terapias de intervención

Intervención Psicológica: conocidas las necesidades del servicio (tras una primera sesión denominada de planificación) y los objetivos a conseguir y tras el consenso con el usuario, el familiar o el cuidador principal, se diseñará la intervención en base al servicio contratado: días de la semana y horas de servicio de cada jornada.

Posteriormente se realizará una sesión de evaluación con el objetivo de establecer el diagnóstico más preciso del estado emocional del usuario (utilizando, entre otros instrumentos, diversas escalas validadas) realizando posteriormente un informe con el itinerario de intervención.

El psicólogo trabajará de acuerdo a la necesidad específica de cada usuario: depresión, ansiedad, apatía, aislamiento social, sentimientos de inutilidad, sentimientos de abandono, trastornos conductuales y afrontamiento de la enfermedad.

También se ofrece este servicio para la familia/cuidado principal; se tratan fundamentalmente los siguientes aspectos: afrontamiento de la enfermedad, manejo de la carga emocional asociada a ciertas patologías, proporcionar información sobre los procesos específicos de la enfermedad del familiar, y consejos sobre el proceso de atención: manejos de conductas y sintomatología.

 

 

Terapia de Estimulación cognitiva: Entendiendo bajo este concepto el conjunto de técnicas y estrategias que pretenden optimizar la eficacia del funcionamiento de las distintas capacidades y funciones cerebrales como: percepción, atención, razonamiento, abstracción, memoria, lenguaje, procesos de orientación y praxis; mediante el empleo de situaciones y actividades concretas.

Para ello se interviene con el usuario a través de diversas actividades diseñadas específicamente para resultarles atractivas, teniendo en cuenta para ello su historia de vida y su proyecto vital.

Dichas actividades tienen como objetivo trabajar los diferentes procesos cognitivos ayudando así a mantener o mejorar las funciones cerebrales.

Aunque las actividades a realizar siempre se diseñan de manera personalizada a cada usuario, se presta especial atención a los siguientes procesos cognitivos: Memoria/Reminiscencias, orientación y Actividades de la Vida Diaria/Praxis.

 

 

 

 

Musicoterapia: bajo dicho término se conoce la utilización de la música por parte de un Musicoterapeuta con el objetivo de fomentar la salud física, psicológica, emocional y social de los usuarios.

Esta terapia se aborda entorno al siguiente patrón:

  • Entrevista inicial: una breve entrevista donde el Musicoterapeuta tiene como objetivo averiguar qué tipo de herramientas utilizar en las sesiones (Qué tipo de música, de técnicas y de instrumentos).
  • Establecimiento de objetivos: se trata de un periodo en el que las sesiones se utilizan para evaluar las necesidades del/la usuario/a y la efectividad de las diferentes técnicas. El periodo acaba con la realización de objetivos que guiarán el resto de la terapia.
  • Periodo de intervención y evaluación: el Musicoterapeuta interviene para cumplir los objetivos fijados, mediante las evaluaciones de objetivos bimensuales se verá si la terapia se dirige conforme a lo esperado, a los objetivos establecidos.
  • Revisión de objetivos: en caso de necesidad de reestructuración de alguno de éstos, se redirige la terapia hacia nuevos objetivos alcanzables.

La duración de las sesiones en el ámbito domiciliario es de aproximadamente una hora.

 

×

Solicita presupuesto y contactaremos contigo


 

He leido y acepto el Aviso legal.