fisioterapeuta realizando rehabilitacion de una rodilla

Fisioterapia para la Parálisis: ¿Cómo se conectan?

agosto 02, 2018 - by LorDaViD - in Medicina, Salud

No Comments

La parálisis es el resultado de la pérdida del uso de los músculos en una parte particular del cuerpo debido a que las señales que pasan entre el cerebro y los músculos son alteradas. Las causas principales son el accidente cerebrovascular y el traumatismo con lesión nerviosa. La obstrucción de los vasos sanguíneos o las lesiones cerebrales pueden provocar un accidente cerebrovascular, lo que provoca problemas como dificultad para hablar y comprender, deglución, sensibilidad y movilidad en los músculos, etc.

Tipos de parálisis

fisioterapeuta realizando ejercicios de rehabilitación a un paciente con parálisisExisten diferentes tipos de parálisis dependiendo de las partes o el área del cuerpo que está afectada en el paciente:

  • Monoplejía, parálisis en un solo miembro.
  • Hemiplejía, parálisis en el brazo y la pierna en un lado del cuerpo.
  • Paraplejia, que afecta la mitad inferior del cuerpo, incluyendo ambas piernas. Los pacientes parapléjicos pueden llevar una vida bastante independiente, usando una silla de ruedas para sus actividades diarias.
  • Cuadriplejía, cuando ambos brazos y ambas piernas están paralizados. Los pacientes que sufren de esta forma de parálisis necesitan un cuidador dedicado que se ocupe de sus necesidades básicas del día a día.

Efectos de la parálisis

Los efectos varían según el mecanismo de la lesión o enfermedad que la ha causado. Si una condición progresiva como la esclerosis múltiple o el Parkinson causa esto, es menos probable que el paciente se recupere de la condición. En caso de un trastorno no progresivo, como un derrame cerebral o una lesión de la médula espinal, el estado del paciente no empeorará más y también puede recuperarse con la ayuda de la fisioterapia. Los efectos comúnmente observados de la parálisis son:

  • Debilidad o pérdida completa de la fuerza muscular
  • Músculos flácidos o tensos
  • Espasmo muscular
  • Reducción del volumen muscular
  • Reducción o pérdida completa de la sensibilidad
  • Reducción de la amplitud de movimiento de las articulaciones
  • Movilidad reducida
  • Disminución de la capacidad para llevar a cabo las actividades diarias
  • Problemas de coordinación y equilibrio
  • Problemas del habla y de la deglución
  • Dolor
  • Perturbación visual
  • Cambios en la personalidad/comportamiento/memoria/cognición
  • Ansiedad/depresión
  • Disfunción de la vejiga y del intestino
  • Disfunción sexual

 

Tratamiento de la parálisis con fisioterapia


No hay cura para la parálisis facial en este momento. Sin embargo, su tratamiento aprovecha la fisioterapia para que los pacientes sean lo más independientes y móviles posible. La medicación y la cirugía son también los medios para tratar la parálisis. Muy a menudo, el tratamiento de las causas subyacentes de la parálisis con fisioterapia restaura la movilidad en la parte del cuerpo afectada.

 

Pero es necesario que la fisioterapia comience lo antes posible. Ayudará a mejorar la circulación sanguínea y a relajar los músculos del paciente paralítico. La fisioterapia también dificulta el progreso de la parálisis. Funciona mejor cuando la afección ha ocurrido debido a factores como un accidente cerebrovascular o un accidente isquémico transitorio. El tratamiento con fisioterapia a domicilio puede mejorar el tono muscular y el bienestar general del paciente. Aunque el tratamiento fisioterapéutico para la parálisis es lento y laborioso, la fisioterapia diaria puede ayudar a restaurar el movimiento y la sensibilidad en las extremidades afectadas en gran medida. La fisioterapia también ayuda a mantener y fortalecer los músculos afectados. Esto ayudará a prevenir que las extremidades sufran deformidad y que desaparezcan. Mientras las extremidades se recuperan, la fisioterapia ayuda a reentrenar los nervios y los músculos.

 

Cuando un cerebro ha sufrido una lesión externa, la fisioterapia puede reducir la inflamación y acelerar la recuperación. Esto puede implicar trabajar en músculos no afectados, de modo que puedan compensar los músculos inmovilizados por la afección. Un régimen de fisioterapia puede incluir el uso de equipo de adaptación como aparatos ortopédicos, bastones o sillas de ruedas para fomentar una mejor movilidad y apoyo al paciente.

 

La fisioterapia, a menudo coordinada con la experiencia de otros profesionales de la salud como ortopedista, psicólogo, logopeda y terapeuta del lenguaje, ayuda a garantizar una gestión holística y una mejora óptima de la calidad de vida general. Esto beneficia al paciente en una recuperación más segura y rápida de la parálisis.

Share this article

LorDaViD

Deja un comentario

Support