Ayudas a la movilidad en tu casa

Adaptación de Viviendas para Mayores y Discapacitados en Valencia

mayo 11, 2018 - by LorDaViD - in Adaptación de viviendas

No Comments

Adaptando los Hogares a las Necesidades Cambiantes de los Ancianos

Cada día más personas mayores en la medida de sus capacidades, están eligiendo “envejecer en su hogar”; es decir optan por quedarse en sus casas en lugar de mudarse a lugares alternativos de retiro como residencias de la tercera edad para ancianos.

Pero eso a menudo significa que estas personas mayores o personas que poseen algún tipo de minusvalía o dependencia, deben de adaptar sus viviendas para discapacitados, mediante el empleo de una serie de ayudas tecnicas que permiten modificar su hogar, de forma que el mismo ya no constituye un peligro para su seguridad y salud cuando sus capacidades físicas cambian.

En estados Unidos y en menor medida en Europa y España, un nuevo campo profesional ha surgido para abordar esta necesidad: el Certified Aging-in-Place Specialist (CAPS), un programa en el que las personas certificadas, evalúan las casas para identificar y recomendar modificaciones, cuyo objetivo fundamental consiste en prevenir lesiones por caídas y otros riesgos.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), un tercio de los ancianos de 65 años o más se caen cada año. Los CDC agregan que los factores ambientales conducen a cerca de la mitad de todas las caídas que ocurren en el hogar. Además de los peligros de tropezar y la mala iluminación, estos factores incluyen la falta de modificaciones necesarias, con mención especial al las reformas para conseguir un cuarto de baño adaptado: duchas para discapacitados, bañeras adaptadas, mamparas especiales para minusválidos, barras para agarrarse al baño, inodoro más alto… así como otro tipo de medidas tales como barandillas de escaleras y rampas, o hacer obras en la casa para adaptarla al uso de la silla de ruedas. La organización ofrece una lista de verificación para asegurarse de que el hogar de un adulto mayor sea lo más seguro posible.

¿Cuales son las medidas de acondicionamiento en las viviendas de personas mayores y/o discapacitadas?

Las modificaciones en el hogar ayudan a las personas mayores a mantener su calidad de vida. A menudo previenen lesiones que conducen a la pérdida de la independencia y a la admisión temprana en una residencia de ancianos  centro de vida asistida y de cuidados a largo plazo.

Los siguientes son ejemplos de modificaciones comúnmente recomendadas:

  • Instalación de barras de agarre para inodoros y bañeras e instalar una bañera con acceso directo y/o un asiento de bañera.
  • Retirar las alfombras innecesarias y sujetar las alfombras o las guías del piso para impedir que se resbalen y así evitar tropiezos.
  • Mover o cambiar los muebles a otra ubicación de forma que existan rutas despejadas para caminar.
  • Mantener los objetos fuera del suelo y enróllar o asegurar los cables a la pared para evitar tropiezos.
  • Sustituir los tiradores de las puertas por tiradores de palanca.
  • Aplicar cinta adhesiva antideslizante en los escalones interiores y exteriores sin alfombrar.
  • Reemplazar los interruptores de luz estándar con interruptores tipo balancín.
  • Aumentar el ancho de las puertas y pasillos para acomodar sillas de ruedas y, cuando sea posible, bajar los fregaderos y encimeras a la altura de una silla de ruedas.
  • Mover los artículos de uso frecuente a los cajones inferiores para evitar la necesidad de escaleras.
  • Reparar o reemplazar los pasamanos sueltos e instalar la iluminación adecuada en las escaleras.
  • Instalar un ascensor o silla salvaescaleras.
  • Instalar un lavavajillas elevado o uno con cajones para facilitar el acceso.
  • Reemplazar los fogones viejos por encimeras de inducción para ayudar a prevenir quemaduras.
  • Reemplazar los pisos de baldosas de cerámica con madera dura o vinilo para poder estar de pie con seguridad.

 

Las modificaciones eléctricas en la Casa

Al modificar una casa para un anciano, persona mayor, minusválido o discapacitado, no debemos olvidar la importancia de una buena iluminación. Las personas de la tercera edad necesitan de dos a tres veces más luz para poder ver tan bien como las personas más jóvenes.

Una buena iluminación, en forma de luz natural, proporciona a las personas mayores seguridad y otras ventajas:

  • La luz solar proporciona una buena dosis de vitamina D, que ayuda al cuerpo a absorber más calcio para fortalecer los dientes y los huesos. Elige tratamientos para ventanas que dejen entrar la luz del sol sin resplandor, para mejorar la salud de las personas de la tercera edad, muchos de los cuales salen al exterior menos de lo que solían hacerlo.
  • La luz del día también mejora la salud psicológica. Disminuye los efectos de reducción de energía del Trastorno Afectivo Estacional y otras formas de depresión.

 

Share this article

LorDaViD

Supportscreen tag